Alumnos de Administración de Empresas Turísticas recorren la Ruta del Bicentenario

[Galería de fotos]

Dicen que los viajes ilustran, recrean y permiten redescubrirse, y en esta ocasión no ha sido para menos. En noviembre, los grupos A y B de la Licenciatura en Administración de Empresas Turísticas de la Universidad Cristóbal Colón realizamos un viaje de estudios a la región del Bajío, el cual llevó por nombre: “La Ruta del Bicentenario”.

Desde un inicio, en el aula se dejó muy en claro la importancia de este recorrido para los futuros profesionistas del Turismo. Y es que para comprender lo que hoy es México se debe conocer su historia, y qué mejor que hacerlo, acudiendo a los lugares donde ésta surgió.

Dentro de la ruta se visitaron ciudades coloniales que no sólo brillaron por su belleza, sino también por la amabilidad de su gente, la cultura propia, el aire de cada día, y es aquí donde comenzamos a percibir diferencias con nuestra ciudad de origen. Como estudiantes, el evidenciar la vida en estos lugares ha denotado grandes diferencias, en general muy positivas, y es eso lo que permite ver la diversidad y la riqueza cultural de México.

La experiencia en Guanajuato ha sido especialmente muy buena, un centro histórico declarado dignamente Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO donde concurren turistas nacionales y extranjeros; un punto focal en cuanto a la cultura, fiestas y tradiciones, en lo que fue pionero y actualmente sorprende y reinventa en el campo de las artes.

No menos son los edificios y museos de la ciudad, sitios emblemáticos como la Alhóndiga de Granaditas, museos indispensables como el de Diego Rivera, tan bien conservados, diseñados y promovidos gracias a la iniciativa privada y al gobierno, pero sobre todo, por cada uno de los visitantes; y es que la cultura turística es de todos, sólo falta desarrollarla.

Verdaderamente Guanajuato sabe dar honor a lo que tiene, a ese monumento, a ese recinto, en fin, a ese callejón antiguo donde mil historias han ocurrido y donde hoy sólo imaginamos cuando lo visitamos en las callejoneadas, al ritmo de la estudiantina.

Por supuesto que el futuro y la modernidad se encuentran en Guanajuato y qué mejor ocasión para mostrarlo que las fiestas del Bicentenario. Silao fue sede de “Expo Bicentenario”, una obra de arte en sí misma, la cual consta de una explanada con fuentes, monumentos y múltiples pabellones que albergaban museos temáticos. En el caso del “Pabellón México” se trata de un museo tipo memorial, en el que se traslada al visitante en cada sala a una época distinta. Gracias a la magia de la luz y el sonido, éste museo no sólo permite revivir la historia de nuestro país fase a fase, sino también promover una identidad nacional hoy debilitada; un museo temporal como todo en la exposición, pero digno de permanecer en algún sitio del país, y de servir así como pauta de lo que debe de ser un museo para los gobiernos estatales.

Entre otros atractivos están el pabellón de la Unión Europea, el de las naciones independizadas de Latino América, y claro, una agenda de conciertos de primer nivel.

El Bicentenario de la Independencia fue realmente el momento para crear un sitio como tal, con una calidad y resultados excelentes, que se pueden comparar con los de países desarrollados.

Este viaje ha sido realmente una experiencia enriquecedora, que sin dudar volveríamos a vivir. Para muchos fue la primera vez que visitaban aquellas tierras; para otros fue la oportunidad de volver y encontrar notables diferencias con lo que había antes. En ambos casos, el encanto de los lugares tuvo el mismo efecto en todos: los conocimientos adquiridos en cada día, la evidencia de lo estudiado en clases y las anécdotas propias del viaje perdurarán en nosotros y contribuirán en el ejercicio ético de nuestra profesión.

Omar del Ángel Guzmán Pliego
Alumno de 3er. semestre de la
Licenciatura en Administración de Empresas Turísticas

2014 © Universidad Cristóbal Colón, Veracruz, Ver. MÉXICO [UBICACIÓN] :: Informes (229) 923-2967 [directo]
(229) 923-2950 al 53, extensiones 1105 y 6199 [conmutador] :: E-mail informes@ucc.mx :: Créditos