Reeligen al Padre General y eligen nueva Congregación General de las Escuelas Pías

Fecha: 6 julio 2015 Por:Marketing Institucional


“Agradezco la confianza, agradezco la exigencia con la que me dais esta confianza y os ofrezco la disponibilidad de mi persona y la entrega completa, en la medida de mis fuerzas, en el servicio de las escuelas pías” dijo el Padre Pedro Aguado Cuesta en su primer discurso, luego de su reelección como Padre General de la Orden de las Escuelas Pías, durante el 47° Capítulo General de la Orden a la que pertenece el Centro de Estudios Cristóbal Colón (Universidad y Colegio), que se celebra en Esztergom, Hungría.

En este marco han sido también elegidos los nuevos Asistentes Generales que ayudarán al P. General en el gobierno de la Orden:
•    Como primer Asistente ha sido elegido el P. Francisco Anaya (Puebla, 1970), de la Provincia de México, para la Circunscripción de América.

•   Por su parte el P. Jozef Urban, de la Provincia de Hungría, ha sido elegido Asistente General para la Circunscripción de Asia que este 47° Capítulo General ha  creado.  

•    El Padre Miguel Giráldez (Sevilla, 1948), de la Provincia Emaús, ya Asistente para España, ha sido elegido Asistente General para la Circunscripción de Europa que este 47° Capítulo General ha creado. El P. Giráldez ha sido presidente del Foro Escolapio Europeo y Rector de la Universidad Cristóbal Colón de 2003 a 2007.

•    El Padre Pierre Diatta (Dakar, 1963), ya Asistente de África y Asia, es el nuevo Asistente General para África, siendo ésta también una circunscripción que este 47° Capítulo General ha creado.

En su mensaje de despedida el Padre Pedro Aguado expresó su agradecimiento al conjunto de las Escuelas Pías “por el testimonio que he recibido de todos, de vivencia profunda de la vocación, de interés por el crecimiento de la orden, de amor por las escuelas pías en definitiva”, expresó. 

El Padre Aguado también agradeció a los asistentes generales que le acompañaron durante el sexenio que concluyó “así como a los delegados del Padre General y a todos los escolapios de la Orden que por su servicio y por su trabajo han hecho posible todo lo que hemos intentado hacer y caminar en estos años”.

Además, reconoció a los laicos que forman parte de la Orden: “quiero agradecer a tantos laicos y tantas laicas que viven con amor, con esperanza, con ilusión su identidad escolapia cada vez más creciente, tanto a los miembros de la fraternidad como a todas las personas de nuestras diversas obras que colaboran con nosotros”.

Pero su mensaje especial fue de agradecimiento a Dios: “el servicio del Padre General tiene una referencia que es imposible de alcanzar, que es el modelo que nos dejó nuestro padre San José de Calasanz, por eso yo quiero expresar aquí mi agradecimiento al Señor por nuestro Santo Padre, porque su persona, su carisma y su testimonio es capaz de llenar la vida de cada uno de nosotros y de transformarla y a la vez pedir perdón por los fallos, por las imperfecciones, por las expectativas no cumplidas en el servicio que la Orden me pidió”, concluyó.

 


 

PrÓximos Eventos

más eventos