Todos por Calasanz

Fecha: 21 mayo 2015 Por:Extensión Universitaria


“Cuando el talento y los motivos se unen casi todo es posible”

Todo se originó en una clase de tutoría con los alumnos de segundo semestre de Mercados y Negocios Internacionales. Ellos expresaban abiertamente su desánimo por la ausencia de eventos en el Campus Calasanz. Reconocían en gran valor académico de la histórica Universidad Cristóbal Colón, pero identificaban que hacía falta inyectarle vitalidad juvenil y lúdica al día a día.

Casi de manera simultánea, en el segundo semestre de Mercadotecnia Estratégica mis alumnos comentaban que su generación era apática, que se requería hacer algo por favorecer un mejor ánimo.

Estos dos eventos, llevaron a pensar poco a poco la posibilidad de unir los talentos de aquellos alumnos que desbordan entusiasmo y hacer confluir sus iniciativas en un momento que permitiera vivir una experiencia universitaria de encuentro e integración.

Así, llamando a tres chicos de Mercados, se les comentó la inquietud de  hacer algo para “mover” la energía de los jóvenes en el Campus Calasanz. Ellos, en una actitud siempre dispuesta lo dijeron casi de manera inmediata: “Hagamos un rally”. Se eligieron los juegos, los recursos, los premios y los castigos, la forma de promoción en redes sociales y la fecha.

¡El 30 de abril se intervendrá favorablemente en la interacción de los alumnos de la universidad, allá en las periferias de Puente Moreno!

Sólo bastó con invitar a los otros compañeros del segundo semestre de Mercados y la dinamita estalló. Se organizaron, se comprometieron, plasmaron sus deseos, se aprovecharon sus talentos para hacer que las personas se sintiesen confortables y animadas y ¡bum! a darle.

Se invitaron grupo a grupo (del turno de la mañana), acompañados de la botarga de la UCC, para animarles a conformar sus equipos y divertirse.

La respuesta fue inmediata y sorprendente. Se inscribieron el doble de lo esperado, y el ánimo creció.

Claro, para convivir no era necesario sólo la diversión del rally “#Calarach No.1”, sino hacer un evento como marcan los cánones. Se pensó en música, animador de eventos, batucada, y en hacer una paella para 200 personas, para todos, alumnos, profesores, directivos, personal administrativo y de servicios. Era sencillo, “Todos por Calasanz” fue un espacio de convivencia, de diversión y de unión entre los diferentes miembros de la comunidad.

Hubo representación de todas las licenciaturas, tanto en el rally, así como en todo el proceso de elaboración de la paella, en la animación tocando en la batucada o cantando o bailando o sonriendo, disfrutando de las mil formas en que los participantes de los juegos se divertían.

En palabras de los estudiantes: “Nos divertimos como niños” y como tales, no eran los premios lo importante, sino la posibilidad de  divertirse y de encontrarse uno con uno, de dejar los celulares a un lado y disfrutar de la vitalidad con el otro. ¡Fue algo precioso!

“Todos por Calasanz” desea ser el primero de una serie de espacios de convergencia entre personas bien animadas que anhelan una universidad mejor y que apuestan a colaborar en conseguirlo.

Se rumora que la paella estuvo deliciosa, además de ser aprobada múltiples veces por el buen P. Jimmy,  pero lo verdaderamente rico fue la posibilidad de romper con lo cotidiano, con lo ordinario y darle vivacidad a un Campus hermoso. Gratitud infinita del que suscribe esta crónica por ser testigo de la voluntad de nuestros alumnos por realizar, con sus propias manos y bolsillos, aquello que anhelan vivir en la Universidad Cristóbal Colón.

“Todos podemos lograr un cambio si juntamos nuestros talentos”

 

Jorge Campa Pérez

Catedrático de Pastoral Universitaria


 

PrÓximos Eventos

más eventos