Colegio Chinchachoma, una nueva visión de Inspiración Calasancia

Fecha: 8 mayo 2015 Por:Extensión Universitaria


A partir de un análisis realizado por el P. José Manuel Asún, rector de la UCC,  sobre el programa de “Educación para Jóvenes y Adultos” que se llevaba en el área de Desarrollo Social, se tomaron las reflexiones e inquietudes sobre las áreas de oportunidad que tiene el programa, así como las recomendaciones de mejora para que el programa cumpla con su objetivo y naturaleza de fundación.

El programa de Educación Jóvenes y Adultos tiene como objetivo solventar el rezago educativo mediante la impartición de programas de estudio a nivel primaria, secundaria y bachillerato que van dirigidos a la comunidad externa e interna a fin de proporcionarles los conocimientos fundamentales e impulsar en ellos sus capacidades y competencias para su desarrollo profesional.

A partir del diálogo y la reflexión de este programa se llega a la conclusión que para darle una identidad calasancia a este programa de educación, ha sido de mera importancia cambiar el nombre que ha venido llevando el colegio desde hace 25 años, para llamarse hoy “Colegio Chinchachoma”. El motivo de este cambio de nombre ha sido en honor al ya fallecido sacerdote y religioso escolapio P. Alejandro García Durán de Lara, Sch.P., nacido en España un 29 de junio de 1935 y acaecido un 8 de julio de 1999 en Bogotá, Colombia. El padre Alejandro ve una confrontación de un policía con un niño de la calle que se drogaba en la ciudad de México y toma la decisión de dedicar su vida a los niños abandonados de nuestro país, siendo esto una experiencia que marco mucho su vida. Es así como los niños de la calle le ponen el sobrenombre de Chinchachoma que quiere decir “hombre sin cabello”.

Es por ello que ante la misma filosofía institucional  y el espíritu calasancio, se ha pretendido seguir esta misma línea de amor y servicio a los niños con mayor vulnerabilidad económica y social, dándoles un programa educativo en el que se tenga materias que los ayuden a su desenvolvimiento tanto personal como profesional.

Como resultado se han creado espacios de apoyo como las Tutorías académicas que son una ayuda escolar donde los alumnos y profesores de la UCC apoyen a los alumnos de preparatoria de manera voluntaria o a través de su servicio social , así como la impartición de nuevas materias como son “Propuesta UCC y sentido de vida” y “Ética, profesión y análisis contextual” con duración de 24 horas, 12 presenciales y 12 no presenciales en periodo trimestral, y cursos optativos profesionales que son espacios de formación extra curricular donde podrán adquirir conocimientos y habilidades que los ayuden a encontrar o mejorar en su trabajo. La modalidad de participación de los profesores de estos cursos es por voluntariado. 

También ofrecemos un corredor académico para nuestros alumnos para que puedan obtener educación de calidad a su alcance, para lo cual se buscan facilidades que puedan ingresar al sistema mixto de licenciaturas una vez que concluyan sus estudios preparatorios.

Se pretende que con este cambio de nombre los alumnos del “Colegio Chinchachoma” se sientan parte de esta institución, en la que tengan las mismas oportunidades para seguir desarrollándose humana, espiritual y profesionalmente. 

 

Por: Lic. Kira Hitchel Rosas Huerta 

Responsable provisional del Colegio Chinchachoma


Tags

 

PrÓximos Eventos

más eventos