Presentan alimentos de diversas regiones del país en la UCC

Fecha: 30 septiembre 2019 Por:Extensión Universitaria


La Universidad Cristóbal Colón festejó  la comida mexicana durante el mes de la patria, septiembre, y qué mejor manera de hacerlo que saboreándola. Los estudiantes de las carreras de Ingeniería Industrial, Sistemas Computacionales, Psicología, Derecho, Arquitectura, Nutrición y Ciencia de los Alimentos , Mercados y Negocios Internacionales, Publicidad y Mercadotecnia Digital,  Economía y  Ciencias de la Educación, trajeron ricos platillos de la amplia gastronomía mexicana de distingas regiones del país.

Durante las presentaciones los alumnos expusieron la región a la que pertenecía el platillo, la forma de prepararse y además los nutrientes que contenían, mostrando que nuestra comida además de sabrosa es todo un alimento.  De esa forma todos los presentes pudieron valorar más nuestra gastronomía.  

Estuvo presente comida de los estados de Chiapas, Oaxaca, Jalisco, Guerrero, Nuevo León, Yucatán, Campeche, Tabasco, Tamaulipas, Puebla, Mazatlán, Tlaxcala, Guanajuato y desde luego de las diversas regiones de Veracruz. Se trajeron diversos platillos como pozole, mole, chiles en nogada, tostadas preparadas de diversas formas, gran variedad de tacos (de carnitas, sudados, de canasta, al pastor, de minilla, de pibil), mole de olla, chilaquiles, enchiladas, zacahuil, huaraches, tortas (ahogadas, de la barda, de tamal, la tradicional de jamón), birria, sopes, barbacoa, carne a la tampiqueña, entre otros ricos platillos.

De insectos se trajeron chapulines, escamoles, chicatanas y gusano de maguey, los cuales también tienen diversos nutrientes y se degustan en diversas regiones del país, antes de la conquista era cotidiano su consumo, eran parte de la dieta diaria, en el Códice Florentino se mencionan 96 especies de insectos  (Ramos-Elorduy, 1999) que se comían, no se sabe con certeza la forma en que eran preparados.

Hubo varias bebidas no alcohólicas las cuales se consumen tradicionalmente en nuestro país, como el tejate, el taxcalate, tejuino, chocolate, champurrado, pozol, atoles, agua de chaya, de chía, desde luego de horchata, de jamaica y tamarindo que no son de origen prehispánico, pero nos las hemos apropiado por la manera en como las preparamos y saboreamos.

También ricos dulces que se consumen todavía en la dieta mexicana, como palanquetas de cacahuate, mazapanes, ate, nieve de café, dulce de calabaza, capirotada, buñuelos, hojaldras, torta de elote, cocadas, dulce de tamarindo, dulce de frijol (de Nuevo León), glorias (las que son de Nuevo León de leche con nueces, piñones, cacahuates, almendras, pepitas y cacao; huevos, harina de trigo, piloncillo, no la Gloria veracruzana que es a base de raspado).   

Todo acompañado de una rica convivencia en donde los estudiantes compartieron los alimentos, lo cual es parte de la tradición mexicana.

La comida de nuestro país es patrimonio cultural de la humanidad, así lo declaró la UNESCO en el 2010, debido a que tiene raíces culturales de diversos pueblos (es producto del mestizaje), su valor alimenticio, la manera tradicional en la que se prepara, el colorido y la manera como se consume, entre otras razones.

A los estudiantes les permitió conocer y saborear comida que generalmente ya no se elabora, también convivir con compañeros de otras licenciaturas y conocer más sobre nuestro patrimonio cultural.

La actividad fue coordinada por los maestros que imparten la materia “Arte, patrimonio cultural e Identidad”, siendo éstos Berenice Carrasco Ponce, David Barquero, Corina Trinidad, Rocío Vargas, MaryCarmen Lara Orozco y el Mtro. Pedro Octavio Reyes Enríquez, coordinador de Difusión Cultural.

La muestra se fue realizando de acuerdo al horario de clase de los estudiantes en la mencionada materia, y se contó con la presencia de los jefes de las áreas académicas correspondientes y del P. Alejandro Solórzano Uribe, director general de Formación Integral, quien felicitó a todos los participantes por el trabajo realizado.

 

Mtro. Pedro Octavio Reyes Enríquez

Coordinador de Difusión Cultural

Dirección General de Formación Integral

Octubre de 2019

 

Referencia: 

Ramos-Elorduy (1999), “Insectos comestibles”, Revista de Arqueología Mexicana, INAH

 

 


Tags

 

PrÓximos Eventos

más eventos