Ser un líder para servir, parte de la formación universitaria.

Fecha: 10 abril 2015 Por:Ciencias de la Comunicación


Gabriela Salazar Arellano, estudiante de la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación

Todo comenzó con un sobre amarillo que incluía en su interior el mensaje: “Eres el elegido”. Al momento de recibir este sobre realmente no tienes ni idea de todo lo que contiene más allá de unas simples hojas, ni mucho menos de que llegaría a ser una de las experiencias más bonitas de tu vida: es así como da inicio la aventura.

Después de unas cuantas semanas, llegó ese fin de semana de febrero que tanto ansiaba. Al momento de viajar a la Casa de la Iglesia que fue el lugar donde se llevó a cabo el taller, sólo imaginaba la cantidad de actividades que iba a realizar y que lo que llevaba en mi maleta fuera lo suficiente para no padecer esos días.

Llegando a la Casa de la Iglesia nos registramos y nos dieron un gafete que por nada del mundo teníamos que quitarnos. En ese mismo gafete se apreciaba un valor escrito, que posteriormente se iba a utilizar para la integración de equipos, siguiendo una dinámica de encontrar a quienes tuvieran el mismo valor. Fue en ese momento donde conocí a  quienes se convertirían en más que un equipo de trabajo, unos grandes amigos.

En estos tres días puedo decir que viví de todo, experiencias agradables, divertidas, de conocimiento, de reflexión, de nostalgia, pero sobre todo, de mucha alegría; donde los talleres, las dinámicas, los testimonios, las desmañanadas y el rally dejaron experiencias y recuerdos inolvidables para mí.

El ambiente que se vive con todos los participantes y los miembros del staff es único, personas que nunca hubieras pensado conocer se convierten en verdaderas amistades. Cosas que jamás se te hubiera ocurrido llegar a hacer, se convierten en los recuerdos más marcados de esta experiencia. El TALUC es algo totalmente extraordinario, es más que un taller o una preparación, es algo que simplemente tienes que vivirlo para darle tu propio significado.

El objetivo de participar en este taller es que se nos forma en liderazgo, para tener herramientas teórico-prácticas que nos preparan para ser herramientas de cambio en nuestra vida profesional y así podemos servir y apoyar a los demás.; además  nos ofrece una experiencia de convivencia universitaria desde la inspiración cristiana. Todos los que participamos en este taller salimos motivados para apoyar en los diversos proyectos sociales de ayuda a la comunidad.

El servir y apoyar a los demás es una herramienta que define al ser humano, que nos hace mejores, y además nos sensibiliza ante el entorno y nos permite ser mejores profesionistas.

Pero como todo, esta experiencia llegó a su fin, terminando con una celebración donde todos con una playera blanca y marcada con letras azules “Líderes para servir” con la que  mostramos ya no ser uno solo, sino un gran equipo para contagiar alegría, transmitir un mensaje de armonía y de servicio a los demás. Agradezco muchísimo a todos quienes estuvieron en la organización de este gran proyecto y sobre todo a Dios por permitirnos estar presentes ahí.

 


Tags

 

PrÓximos Eventos

más eventos