Participan de las actividades del Centro Social Calasanz estudiantes de Mercados y Negocios Internacionales

Fecha: 24 octubre 2018 Por:Extensión Universitaria


El Centro Social Calasanz es una de las obras de intervención socio-comunitaria perteneciente a la Orden de las Escuelas Pías, en donde se brinda apoyo a niños, mujeres, personas de la tercera edad, a través de alimentos, programas de salud, asesoría jurídica y atención psicológica principalmente.

A lo largo del semestre agosto diciembre de 2018, todos los grupos de primer semestre de la Universidad Cristóbal Colón han visitado este espacio de desarrollo humano, con la finalidad de que se sensibilicen ante una realidad en donde ellos pueden apoyar y crecer como personas.

Para la mayoría de los jóvenes estudiantes es una grata experiencia visitar esta obra inspirada en San José de Calasanz, la sensación que más les embarga es la satisfacción de poder apoyar, saber que son útiles y regularmente quedan atrapados por el cariño que les prodigan los niños que ahí están.

Se genera una sinergia ya que varios jóvenes posteriormente regresan para realizar su servicio social, prácticas escolares o profesionales, como voluntarios o bien se convierten en donantes de alimentos o algún otro producto necesario para la comunidad del lugar.   

Este tipo de actividades favorece el desarrollo de los valores que impulsa la UCC en los alumnos, como  servicio, solidaridad, colaboración, compromiso, humanidad y justicia, en el educar para servir como lo indica el lema de la Institución.  

A los niños que están en el Centro Social Calasanz, les agradan estás visitas, se sienten estimulados y apoyados por los jóvenes, le agrada recibir el cariño que les dan, lo cual se observa en sus caritas sonrientes cada vez que llegan los jóvenes de la UCC.  

Algunos testimonios dados por los estudiantes de la Licenciatura en Mercados y Negocios Internacionales del grupo B, sobre su visita:

“La verdad me da orgullo ser parte de esta gran familia UCC que apoya, sentí al Centro Social Calasanz muy completo, tiene desde cocina, capilla, área de juegos, comedor hasta enfermería, eso lo hacen para que los niños tengan buena alimentación y estén bien cuidados.  Con mis compañeros pusimos juegos a los niños y me la pasé muy bien,  una niña nos pidió apoyo  para hacer su tarea y la ayudamos, fue una experiencia enriquecedora.”

Emiliano Pérez Toledo

“Me pareció muy grato ver a los niños cantar y orar, también fue  un poco triste escuchar a algunos niños contar sus historias que de manera espontánea relataban, sin embargo  procuramos en ese momento darles un  poco de alegría a través de juegos y que regresaran a su casa con un lindo recuerdo de nuestra visita, y estoy segura que así fue, porque vi a esos niños sonreír y jugar mucho con nosotros.”

Karla García López

“Fue grato estar en el Centro Social Calasanz, me sentí bien de poder ayudar, me agradó mucho, que bueno que se les da esa oportunidad.”

Manuel Eduardo Martínez López

“A mi equipo le asignaron trabajar con niños pequeños de 6 a 8 años  con la finalidad de  que hicieran una actividad lúdica, les llevamos dibujos para colorear, se emocionaron mucho, además estaban bien entretenidos. Nos pedían apoyo para que los ayudáramos a pintar, nosotros los motivábamos diciéndoles que estaban haciendo un buen trabajo, después nos abrazaban y nos sonreían, fue bello y grato para mi sentir ese cariño.”

Diana Alejandra Fernández

“EL Centro Social Calasanz es un espacio enfocado en apoyar a los niños y familias de bajos recursos, en donde todos mis compañeros fueron con la actitud de servir, eso me agradó. Ahí me pude dar cuenta que soy afortunado al tener familia que me apoya y que además puedo dar mucho a los demás, aunque aparentemente no tenga tanto.”

Rubén Fernández Ortega

“La visita al Centro Social Calasanz resultó muy emotiva, ya que aprendí de los niños que ahí están, cómo buscan ser felices con lo que tienen a su alrededor, vi como dan con mucho afecto a los que los visitan”

Karina Castro Consuegra

“Vi cómo estos niños antes de iniciar su jornada de manera individual alzan la mano para dar las gracias a Dios por el techo que tienen, la comida que reciben, la salud de su familia, siempre tengan  trabajo sus padres, o que estén unidos y quienes más lo hacen son pequeños de 6 a 8 años, muchos hemos olvidado hacerlo.”

Cynthia Lizbeth Cabrera Hernández

“Visitar el Centro Social Calasanz es llenarse el corazón y permite reflexionar sobre todo lo que tenemos y lo mucho que podemos ayudar.”

Margarita Rendón Portugal

“Agradezco se me haya permitido ayudar en el Centro Social Calasanz, mi espíritu sale más fortalecido”

Valeria Cabrera Canul

 

Mtro. Pedro Octavio Reyes Enríquez

Catedrático de la materia “Persona y sentido de vida”

Dirección General de Formación Integral

Octubre de 2018

Octubre  de 2018


Tags

 

PrÓximos Eventos

más eventos