Alumnos del primer semestre de la División de Ingeniería visitan el Centro Social Calasanz

Fecha: 10 septiembre 2018 Por:Extensión Universitaria


Los alumnos de la División de Ingenierías (Sistemas Computacionales, Industrial, Petrolera y Mecatrónica) de primer semestre realizaron una visita al Centro Social Calasanz, como parte de una actividad de la materia "Persona y sentido de vida",  impartida por la Mtra. María del Carmen Aguirre Torres.

Al llegar al lugar los futuros ingenieros se encontraron con un grupo de niños que estaban por iniciar su desayuno, y aunque estaban ansiosos por entregar las pelotas y bolsitas de dulces que recaudaron cooperando todos, se tuvieron que integrar a un momento de oración y apoyaron en servirles los alimentos.

Mientras los pequeños desayunaban, personal del Centro Social Calasanz nos dio un recorrido para conocer las instalaciones donde se desarrollan las actividades relacionadas con la salud, la alimentación y la asistencia. El siguiente espacio en visitar, y el más significativo para todo escolapio, fue el educativo para los niños y el formativo para para las madres de familia, como el taller de costura, cuyo objetivo es la autosuficiencia en la elaboración de los uniformes escolares de sus hijos. Pensando que tal vez, incluso pueden ocupar el conocimiento adquirido ahí como una forma de sustento, dedicándose a realizar trabajos de costura.

El Centro Social Calasanz es un lugar amplio que cuenta con una buena higiene en sus instalaciones, necesaria para el correcto desarrollo de los menores que asisten ahí y de sus madres, procurando así su salud. Una particularidad que llamó la atención es que se preocupan por instruir a los padres con pláticas de interés colectivo, enseñándoles cómo vivir una vida más digna y saludable tanto física y mentalmente, establecer los lazos adecuados con sus familiares y generar conciencia para enfrentar las eventualidades del día a día.

Después del recorrido, los universitarios se dispusieron a realizar actividades de convivencia con los niños, los apoyaron en la elaboración de sus tareas y posteriormente los dividieron en dos grupos para entregarles los regalos que les llevaron y comenzaron a jugar.

El aprendizaje que les dejó el Centro Social Calasanz es que la labor de educar a personas de escasos recursos es noble pero difícil, se necesita paciencia, empatía y entendimiento de la situación que viven para poder ayudarlas a mejorar su calidad de vida. Les enseñaron que la autosuficiencia es la forma de trabajo y virtud rectora de ese Centro, a través del cual guían a quienes asisten a salir adelante.

 

Mtra. María del Carmen Aguirre Torres

Aseguramiento de la Calidad  de Ingenierías en

Sistemas Computacionales y Mecatrónica

 

Coordinación de Desarrollo Social

Dirección General de Formación Integral.

Septiembre  de 2018


Tags

 

PrÓximos Eventos

más eventos