Al Campus Calasanz en su 15 aniversario. Una mirada distinta

Fecha: 12 mayo 2017 Por:Extensión Universitaria


Querido Campus Calasanz, dicen que recordar es vivir, pues en esta ocasión recordaremos algunos momentos de tu corta vida, ahora que cumples 15 primaveras, y no por ser una expresión recurrida, es que naciste en una primavera, vayan pues para ti estas palabras desde mi sentir.

Antes de que nacieras, aquí existió el llamado Rancho Calasanz, otrora laboratorio de la carrera de Ingeniería en Desarrollo Agrícola, al cuyo frente estuvieron el Dr. Juan Villanueva, ya fallecido, y la Mtra. Elena Longo; se cultivaba maracuyá y se criaban cochinos en la granja porcícola.

Como sabemos, fuiste concebido en la gestión del Rector P. Vicente Climent López, durante la gestación te atendieron y cuidaron arquitectos expertos de esta casa de estudios, recuerdo cuando asistí a la colocación de la primera piedra, un 1º de marzo del año 2000, y hoy, mira en lo que te haz convertido, todo un joven de la generación Z.

Dicen que esa generación se caracteriza por ser emprendedores, creativos, abiertos e inteligentes, así te queremos, Campus Calasanz, así te necesitamos, pero sobre todo con sensibilidad humanista, con cimientos éticos, con espacios responsables, porque tienes que hacer frente al entorno complejo y caótico en el que te ha tocado vivir.

Pasó el tiempo y por fin, un 8 de mayo del año 2002, viste la luz por vez primera, naciste con el área económico administrativa y ahora tienes además el área de ciencias de la salud, tu oferta ha crecido, con más licenciaturas, maestrías y un doctorado, ya 14 generaciones de profesionistas, de tus aulas han egresado.

Recuerdas cómo ha sido tu crecimiento, el primer edificio de salones, cubículos y oficinas, el área de residencias y su espacio de convivencia, el onvi para unos, la lata para otros, por su diseño, después vino el edificio de ciencias de la salud, con su elevador, el anfiteatro y el bioterio, finalmente el Cesbi y el auditorio, qué orgullo.

Gracias por todo lo que nos haz dado, tus salones, aulas activas, laboratorios, centro de cómputo, la biblioteca, cafetería, papelería, la capilla, el consultorio, las oficinas, tus áreas verdes, la vista de la naturaleza exenta de pavimento y construcciones a su alrededor, la laguna de Tasicuná, las canchas deportivas, el estacionamiento.

Incluso los gatos, las aves, los búhos, fauna y flora diversa que cohabita dándole un ambiente diferente al día a día, gracias también por la oportunidad de convivir sirviendo y de servir conviviendo, porque tus espacios adquieren sentido con nuestro quehacer educativo, con nuestra misión y propósito, gracias por facilitarlo.

Cuantas anécdotas deben estar presentes en tu memoria, cuantas emociones y recuerdos gratos y otros no tan gratos, recuerdas cuando aterrizó un helicóptero con el entonces gobernador que vino a inaugurar la escuela de Medicina, y cuando te inundaste, qué tragedia; después te levantaste erguido y con renovados bríos, gracias al esfuerzo de muchos.

Pero sobre todo, las anécdotas de la vida de todas y cada una de las personas que te hemos habitado, alumnos, docentes, personal no docente, directivos y público en general que te ha visitado; para muchos ha sido el segundo hogar, por las horas y las experiencias vividas, por lo significativo y valioso de lo aprendido, de lo encontrado.

Unos se han formado y perfeccionado profesionalmente, otros han obtenido el sustento para su familia; en las aulas, oficinas y pasillos se han creado vínculos de amistad, noviazgos y hasta matrimonios, algunos han tenido experiencias de éxito, otros no tanto, para unos ha sido el inicio de una vida laboral, para otros ha sido la culminación.

No podría mencionar a todas las personas que han prestado sus servicios aquí contigo, sería interminable y podría omitir a algunos, pero solo algunos ejemplos, ¿recuerdas al profesor Antonio Guzmán?, pilar de las matemáticas, hombre recto, sencillo, sensible y disciplinado, se retiró y jubiló con honores y reconocimientos muy merecidos.

En otro sentido, y si bien con alegría pero también con un dejo de tristeza, vienen a mi mente tres damas, tres profesoras, tres amigas que se nos adelantaron en el camino: Norma, Marichú y Blanca Rosa, cada una en su estilo, ejerciendo su labor con vocación y pasión, dejaron huella en sus alumnos y en nosotros, sus compañeros.

De igual manera, el Dr. Gregorio Herrera, pionero del área de posgrado e investigación quien vino a Veracruz a servir en la UCC, aquí contigo, hombre sencillo, inteligente y buen amigo, del que guardo su recuerdo en mi mente y mi corazón, del que sin haberme impartido clases, puedo decir que fue mi maestro, descanse en paz.

¿Recuerdas también al Dr. Malo? Quien fuera director de la naciente Escuela de Medicina, lamentamos su pérdida física, pero permanece en los recuerdos, es parte de tu historia, habitó en tu morada, caminó por tus pasillos, convivió con alumnos, docentes, personal administrativo y de servicios.

Y aún más reciente, la sentida partida de este mundo del P. José Fidel Unanua Pagola, un símbolo sin duda de la UCC, quien fuera su vicerrector, hombre de carácter, determinación y gran corazón al servicio de los demás, preocupado y ocupado por nosotros, recuerdo que con frecuencia me preguntaba cómo nos iba acá contigo, cómo nos tratabas.

Pero alegrémonos, porque estos recuerdos son imagen de nuestras felices vidas aquí contigo, son parte de tu historia, por eso los nombro, porque también contribuyeron a construir lo que hoy eres, así que todos juntos, los presentes y los ausentes, por tus 15 años y parafraseando a López Velarde, deslicémonos valsando un vals sin fin por el planeta.

Pues bien apreciado Campus Calasanz, como verás se cumple lo que dijo el poeta Machado y cantado por Serrat: caminante no hay camino, se hace camino al andar, al andar se hace camino y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar.

En ese sentido, si me lo permites, quiero dirigirme al público que nos escucha, para invitarle a cuidar de ti, porque aquí hay un santuario del conocimiento, una fuente de vida, una inspiración para contribuir a dejar este mundo mejor de como lo encontramos siguiendo nuestro lema: ¡Educar para servir!

 

¡Feliz cumpleaños, Campus Calasanz!

 

Enrique Limón Suárez

Jefe del Área Académica de Administración, Mercadotecnia Estratégica y Mercados y Negocios Internacionales

Jueves 4 de mayo de 2017


Tags

 

PrÓximos Eventos

más eventos